jueves, 20 de agosto de 2009

Javier Ros


A pesar de su juventud, 30 añitos, Javier, es como un bizcocho absorbiendo leche, todo lo que cae en sus manos y en su mirada es reciclado y guardado en su disco duro, si después hace falta, se utiliza, sino, se sigue almacenando.


Es optimista, cuidadoso, activo, muy activo y cuando quiere, serio y controlado, impulsivo, quizá demasiado, aunque los años le irán sentando, como al vino, observador, leal, amigo de sus amigos, bromista, escucha y aconseja y se deja aconsejar.


Con Javier se puede compartir y competir, la diferencia de conceptos e ideas no es un obstáculo, todo lo contrario.


He compartido con él, espacios, ratos, lugares y una afición que nos une, la fotografía, nos hemos divertido, disfrutado de momentos fantásticos y de momentos tristes.


Su profesión de programador informático le llevó a la fotografía, para aliviar el estrés que este le producía. Empezó con una Sony DSC-F828, pasó a la Nikon D200 y va por la D300.


Aquí os dejo una muestra de él y de su trabajo.



Su Fotografía









































La única manera de tener un amigo es serlo y Javier, lo es.


2 comentarios:

  1. Emocionante Juanra.

    Es para mi un orgullo que te hayas tomado tu tiempo para recopilar mis fotos y que me hayas dedicado tu tiempo y tu espacio en este sitio.

    Un fuerte abrazo y mil gracias.

    ResponderEliminar